domingo, 19 de octubre de 2014

·no·

¿Por qué no somos capaces de decir un simple "no"? Son dos simples letras, que pueden hacer mucho.
Pueden, anclarnos donde realmente queramos estar, pueden ayudarnos a que no nos lleve la corriente, a no correr detrás de lo que que todos ansían y corren, si no de lo que nosotros ansiamos, y queremos.
A veces, necesitamos pararnos, ver lo que realmente nosotros mismos pedimos a gritos, necesitamos escucharnos a nosotros mismos. Nunca lo hacemos, nunca nos damos ese tiempo que necesitamos, sólo nos dedicamos a vivir sin importarnos apenas nuestro alrededor, vivir pisoteando al otro, ¿en eso consta nuestra vida? ¿Estar vacíos por dentro, vivir dándole patadas a todo el que pasa por nuestro lado? 
¿En eso se basa la felicidad de éste mundo? ¿Y que ahí del dicho que mucha gente se dedica a repetir  hipócritamente "vive y deja vivir" ? ¿Qué ahí de eso? Enserio, no entiendo como podemos mirar nuestro reflejo tan tranquilos, tener la conciencia tan limpia, cuando debería estar llena de polvo, llena de mugre.
Sólo soy una triste persona que escribe en un blog lo que piensa, ¿De qué puede servir esto a que mejoremos? Supongo, que no de mucho la verdad, porque ni yo misma podría tener mi conciencia totalmente limpia.
Si en eso, se basa la felicidad de esta ciudad, de las personas que habitan aquí y allá, no quiero ser feliz, jamás no quiero ser una más, de esto, no quiero ir por ahí orgullosa de lo que digo, o hago a base de beber, fumar, reírme con maldad, si en eso consta la felicidad, ojalá muera desdichada e infeliz, supongo que en eso constaría mi felicidad. ¿no?